Arboles01

Se conoce como biomasa a la materia orgánica que se puede emplear como combustible. Esta biomasa puede ser de muy diversos orígenes y engloba una gran variedad de productos. Se puede englobar dentro de biomasa, por ejemplo, residuos de madera en cualquiera de sus formatos, lodos de depuradora, excrementos animales, cáscaras de frutos secos, huesos o pepitas de frutas, etc.

 

Toda la biomasa puede emplearse con fines energéticos, aunque debido a su facilidad de manipulación y transporte, los formatos y tipos más habituales son las cáscaras de frutos secos, los huesos de frutas, astillas de madera, madera prensada en forma de pellets o briquetas y por supuesto, la leña.

Ante el constante aumento de los precios de los combustibles fósiles